¿Qué tipo de sistema?

Existen mayoritariamente tres formas de instalar un techo radiante

El film radiante ILO es simple y, al mismo tiempo, técnicamente avanzado. Dicho emisor térmico se fabrica en varios tamaños y potencias. Se puede instalar bajo escayola, incorporar bajo módulos suspendidos en el techo o proporcionar en paneles radiantes listos para instalar y funcionar. Consulte las fichas técnicas de cada producto para obtener mayor nivel de detalle técnico y de instalación.

EN ESCAYOLA

En esta modalidad, el film térmico se incorpora en el techo durante la fase de construcción, integrándose directamente en la infraestructura del techo. A continuación, se aplica la base del techo y la escayola sobre el film. Como en todos los sistemas de calefacción en techo, es importante añadir una capa de elemento aislante bajo el film térmico con el fin de evitar las fugas de calor por la superficie posterior. Una vez finalizada la instalación, y con el techo seco y decorado, el sistema de calefacción está listo para el uso. De esta forma, toda la superficie del techo se convierte en una fuente de calor radiante, una extensa fuente agradable, garantizando una calefacción homogénea y uniforme, cálida e invisible en toda la sala.

SUSPENDIDO DE LA ESTRUCTURA DEL TECHO

El film de calor radiante se integra fácilmente en la gran mayoría de estructuras modulares de techo. Para ello, tomamos un tipo de módulo específico, añadimos en la parte posterior una capa con el film radiante así como una capa aislante. El aspecto externo del modulo es completamente idéntico aunque en realidad lleve incorporado un sistema de calefacción discreto y flexible. En caso de que el uso de la sala o del edificio cambiara, los módulos pueden retirarse fácilmente, cambiarse y adaptarse a la nueva disposición del espacio. Los módulos con el film radiante son distribuidos en función del tamaño de la sala y de la temperatura media requerida. El resto de la superficie del techo se cubre con módulos con capa aislante aunque sin film radiante con el fin de garantizar la homogeneidad térmica y su buen funcionamiento en toda la superficie. Para facilitar la instalación, los módulos se conectan a la toma eléctrica con líneas especiales de conexión rápida. Este sistema específico de ‘enchufa y funciona’ requiere simplemente una conexión a la red principal por un electricista.

ESTRUCTURAS RÍGIDAS

La calefacción radiante por techo también puede instalarse a través de paneles rígidos. Existe una amplia variedad de potencias dependiendo de la clase de techo y de la altura de la sala, incluyendo modelos arquitectónicos decorativos. Ésta es una solución ideal para calentar zonas puntuales o para instalar en reformas.

Beneficios del techo radiante

  • Calefacción eléctrica integrada en el techo que produce un calor agradable y uniforme.
  • Gran eficiencia energética y por consiguiente, con poco coste de funcionamiento.
  • Altos niveles de confort – pues resulta la forma natural de calor en seres humanos.
  • Silenciosa, sin componentes móviles como pompas o ventiladores.
  • No implica movimiento de aire, evitando así la circulación de polvo propia de la convección.
  • No reseca el aire, por lo que se recomienda para algunos diagnósticos respiratorios.
  • Sistema de calefacción higiénico, limpio y discreto.
  • Su instalación resulta muy fácil y no requiere ningún tipo de mantenimiento.
  • Producto con largo ciclo de vida gracias a la ausencia de elementos móviles.
  • Producto fabricado íntegramente en un solo edificio reduciendo el riesgo al contacto con piezas excesivamente calientes.
  • A salvo de manipulaciones indebidas.
  • Todo el sistema se controla de modo práctico y fácil.
© 2012 - Ilo-international.com - Todos los derechos reservados